SHARE

HUMEDAL GUALÍ

Ubicado en la parte central de la cordillera Oriental Colombiana, justo en el occidente de la sabana de Bogotá, sobre los municipios de Funza, Tenjo y Mosquera, con un área aproximada de 1.196 hectáreas se extiende una de las maravillas ambientales de mayor riqueza del departamento de Cundinamarca, El Humedal Gualí.

Actualmente el Humedal cuenta con un espejo de agua de 268 hectáreas, con una zona de recuperación de 327 hectáreas y una zona de desarrollo sostenible de 601 hectáreas, afectando un total de 397 predios, 15 del municipio de Tenjo, 139 de Mosquera y 243 predios de Funza, esto según datos de la Alcaldía del municipio de Funza.

Este importante recurso ambiental contiene una infinidad de atributos que hacen necesaria su perduración.  El Humedal Gualí, se divide a su vez en 8 humedales: Humedal Furatena, Humedal Pato Blanco, Humedal La Isla, Humedal El Cacique, Humedal Galicia, Humedal Gualí, Humedal Tres Esquinas y Humedal La Florida.

FAUNA y FLORA

FAUNA

Dentro de este hermoso lugar se sitúan diversas especies de flora y fauna características de la región. De acuerdo con un estudio realizado por Biocolombia, el Humedal Gualí representa una “zona de diversidad faunística ya que constituye un importante refugio para algunas especies amenazadas y vulnerables” El Curí, La Rana Sabanera, el Lagarto Collajero, el Cucarachero de Pantano,  la Tingua Bogotana, la Tingua de Pico Verde, el Pato Andino y la Alondra Cundiboyacense son algunas especies que hacen parte de este increíble ecosistema. A esta lista se suman también el Doradito Lagunero, el Canario Bogotano, el Guaco y subespecies como la Monjita.

Nuestro humedal hace parte del AICA (Área Importante para la Conservación de las Aves) de la Sabana de Bogotá, a donde pertenecen otros humedales como la Torca, Guaymaral, La Conejera etc. Así mismo, El Humedal Gualí  en su sector Tres Esquinas brinda hábitat a 18 familias de aves, 33 especies en general, 17 acuáticas, 6 migratorias y 3 endémicas en amenaza de Extinción.

FLORA

El Humedal Gualí ha ido perdiendo su vegetación con el paso del tiempo debido a la intervención humana y al deterioro ambiental que esta ha causado. Hoy, su entorno está conformado por vegetación implantada como las praderas de “pasto kikuyo”y algunos cultivos de hortalizas y frutas.

En su mayoría los árboles que se encuentran allí son principalmente eucaliptos, acacias, ciprises y sauces. En menor número aparecen los Alisos, arrayán, sauco, chilco, duraznillo, urapán, jazmín y Holly.

De igual manera, cuenta con la vegetación propia del humedal, La lenteja de agua, lengua de vaca, Botoncillos, juncos, sombrillas de agua y Buchón de agua adornan con su esplendor nuestro humedal.

LEAVE A REPLY