SHARE

13 robustos tapires nacidos en cautiverio descansan tranquilos en medio de la maleza en un zoológico de Nicaragua, lejos del peligro que su especie vive en las selvas del Caribe, donde son cazados y desplazados por la destrucción de los bosques.

Los tapires son los mamíferos terrestres más grandes de América Central, pero tienden a desaparecer debido a la tala de los bosques, el cambio climático, la cacería y el acecho de felinos como el jaguar y el puma.

En Nicaragua es el cuadrúpedo “en mayor peligro de extinción por la deforestación indiscriminada, el avance de la frontera agrícola, la venta ilegal y la matanza, porque la gente se los come”, pese a que su caza está prohibida, lamenta el experto en fauna silvestre Eduardo Sacasa, quien dirige un proyecto de reproducción de tapires.

Su reproducción ha sido difícil debido a que esta especie, también conocida como dantas, tiene solo una cría tras una gestación de 14 meses.

Organismos ambientalistas calculan que en Centroamérica hay unos 3.000 tapires bairdii en peligro de extinción. Esa población podría reducirse en 80% en los próximos años si “no se toman medidas de conservación”, advierte la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) en un informe.

Fuente: Periódico El Espectador

LEAVE A REPLY