SHARE

“Todavía hay mucho por hacer, nosotros necesitamos este Planeta y él a nosotros, hoy vinimos precisamente a eso, a intentar limpiar la casa. Lo que hicimos fue traer 80 inyecciones de oxígeno para el río Bogotá en su paso por Chía”

Con esas palabras del gerente de Emserchía, Jairo Pinzón, comenzó  la siembra de 80 árboles nativos por cuenta de la Alcaldía Municipal en alianza con las firmas Schapeli, Holcim y Andrés Carne de Res.

Se trata de una estrategia que se hace con las empresas privadas para limpiar el río Frío, que nace en el Páramo de Guerrero, entre Zipaquirá y Pacho, en Cundinamarca. En su recorrido atraviesa Tabio, Cajicá, Chía y finalmente desemboca en el río Bogotá.
Acorde con Emserchía, durante esta jornada se sembraron más de 10 especies nativas de Cundinamarca y la región Andina entre las que se encontraban Guayacán de Manizales, Aliso, Cajeto, Arrayán, Sangregado, Mano de Oso, Calistemo, Alcaparro, Arboloco, Duraznillo, Chicalá, Liquidámbar, Pino Romerón y Tíbar
  • El compromiso de las empresas, según aseguró Juan Manuel Suarez, líder de reforestación de la Secretaría de Medio Ambiente de Chía, es apadrinar estos árboles mientras alcanzan su etapa de madurez.

“Tanto Schapeli como Holcim y Andrés Carne de Res estarán pendientes para que estos árboles se conviertan en cuerpos transformadores que absorban agua, mantengan la humedad del suelo, limpien las aguas del río Frío y puedan inyectar oxígeno al río Bogotá donde desemboca”, señaló el ingeniero ambiental.

Este es un compromiso de años, pero todas las empresas privadas de Chía pueden acceder a este tipo de actividades solamente con acercarse a Emserchía ubicada en la Calle 11 No.17-00. Acorde con la meta establecida en el Plan de Desarrollo de Chía, la idea es sembrar 27 hectáreas de las cuales ya se han sembrado más del 50 por ciento.
Fuente: Periódico Adrenalina

LEAVE A REPLY