SHARE
Imagen del 13 de septiembre con el mínomo de hielo en el Ártico. Cortesía NSIDC

Aunque al corte de este año, septiembre, el hielo del Ártico estuvo 1,2 millones de kilómetros cuadrados sobre el mínimo histórico alcanzado en 2012, rompió otros registros que muestran la tendencia decreciente de esa gran masa de hielo.

A septiembre 13 el hielo del mar cubría 4,64 millones de kilómetros cuadrados.

Pese a no superar el mínimo histórico, en la temporada de verano, estuvo por debajo del promedio 1981-2010 en 1,58 millones de kilómetros cuadrados.

Pero para investigadores, la cobertura de océano no es lo único, lo que importa más es el volumen total de hielo, una combinación de extensión y grosor, y este verano estuvo entre los mas bajos.

Desde 1980 el promedio del grosor se ha reducido 120 centímetros.

En julio, el promedio del grosor del hielo en el Ártico era el más bajo de los registros históricos.

Así, pese a que la extensión no superó la marca de 2012, el volumen de hielo fue 47% menor que la media 1979-2016, una mala noticia para el futuro de ese hielo y los ecosistemas polares. También, para un clima global estable. Algunos climatólogos, por ejemplo, relacionan el calentamiento del Ártico con los largos días que pasó el huracán Harvey sobre Houston.

Fuente: Periódico El Colombiano

LEAVE A REPLY