SHARE

Rafael Sierra lidera, en el municipio de Pacho, el proyecto ambiental “Los Naranjos” de la mano con la fundación Los Yarumos, generando empleo y esperanza ambiental para la región.

Rafael Sierra es huilense de nacimiento e ingeniero forestal de profesión. Llegó a la zona de Pacho en Cundinamarca en la década de 1990 a trabajar en la siderúrgica, desarrollando el tema ambiental y donde inició el primer vivero.

“Yo trabajaba en la facultad forestal de la Universidad Distrital, me aburrí porque en aquella época no había viveros. Hace 25 años me vinculé con la familia Corradine, dueños de la siderúrgica,cuando se fueron accedimos en comodato al predio Los Naranjos y lo pudimos recuperar. Hoy es un proyecto de mucha trascendencia y esperanza sobre todo”, señala Rafael.

Desde ese momento, hace 20 años, Rafael depositó todos sus esfuerzos en el proyecto Los Naranjos, ‘su proyecto de vida’. Hoy cuenta con árboles semilleros de nogal, guayacán amarillo, abarco y otras especies amenazadas. Así mismo, cultivos de guadua y cacao, procesos productivos llevados a cabo de forma sostenible para la conservación del ambiente.

Cuando Rafael llegó a esta finca era de vocación ganadera, no tenía bosque y se empezó a consolidar como un núcleo de investigación y de educación para demostrar que sí se puede recuperar y en ese trabajo, la guadua ha jugado un papel importante.

“La guadua es un material vegetal maravilloso, una hectárea de guadua almacena 32 mil litros de agua, es decir, es el reservorio natural más maravilloso que la creación nos pudo dar”, afirma Rafael orgulloso de su trabajo.

La finca, de 30 fanegadas, es decir, cerca de 18 hectáreas, genera 15 empleos entre técnicos, profesionales y operarios más su familia.

Los Naranjos está vinculada mediante la fundación Los Yarumos en el proyecto”La guadua para un país en paz” que busca promover su uso sostenible yque se ejecuta en la región, gracias a la unión de esfuerzos entre la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, la Fundación Nosotras Somos Colombia, la Universidad Minuto y la Embajada del Gobierno de la República Popular China.

Recientemente, Rafael tuvo la oportunidad de mostrar los avances de su predio al Embajador del Gobierno de la República Popular China, Li Nianping; al Director General de la CAR, Néstor Guillermo Franco González; al presidente de la Fundación Nosotras Somos Colombia, Julio César Turbay;entre otros representantes del convenio.

Para Rafael este proyecto de vida es su pasión, es la muestra de que la conservación es la única salida para cuidar el planeta.“Sin conservación no hay salida, definitivamente el principal proyecto en que se debe embarcar no solo Colombia, sino en todo el mundo y plantar árboles es una de esas acciones que hay que emprender. Los árboles son el único instrumento que generó la creación en su evolución que puede enfriar el plantea, porque a través de la fotosíntesis absorbe CO2 y produce oxígeno y agua, es la única herramienta no hay otra”, concluyó.

LEAVE A REPLY