SHARE
Trabajos en el Embalse de Tominé

En el año 2012, el Juzgado 40 Administrativo del Circuito de Bogotá, ordenó la recuperación y cuidado de este cuerpo hídrico. Autoridades ambientales y municipales se reúnen para exponer avances.

Delegados de la Procuraduría Ambiental y la Empresa de Energía de Bogotá, así como los alcaldes de los municipios de Sesquilé, Guatavita y Guasca, en compañía de representantes de las Corporaciones Autónomas Regionales del Guavio – Corpoguavio y de Cundinamarca – CAR, dialogaron sobre los avances que en materia de rescate y preservación del embalse de Tominé se han adelantado en los últimos 5 años, esto luego de que el Juzgado 40 Administrativo del Circuito de Bogotá fallara a favor de un grupo de estudiantes de la Universidad de Los Andes que en 2005 solicitó tomar acciones para la conservación del espejo de agua.

Gonzalo Poveda Ramírez, director de la regional Almeidas y municipio de Guatavita de la CAR, señaló durante la audiencia que, “este espejo de agua forma parte del sistema hídrico de la sabana de Bogotá, con capacidad de 690 millones de metros cúbicos de agua, lo que lo convierte en una reserva de gran importancia para la región. No solo mejora la calidad del agua que es suministrada al Río Bogotá, sino que abastece las demandas de acueducto y de generación de energía de los municipios de Guatavita, Sesquilé y Guasca, y la Empresa de Energía de Bogotá, quienes se ven directamente beneficiados del embalse. De ahí que la Corporación esté tan comprometida con su cuidado.”

Además de estos servicios, el embalse es parte importante del control de inundaciones por desbordamiento del Río Bogotá en época de lluvias, ya que es el único cuerpo de agua al norte de la sábana de la capital con capacidad para procesos de bombeo.

Por otra parte, la abogada de la Dirección Jurídica de la CAR, Sandra Patricia Rodríguez Muñoz, manifestó que, “al ver las afectaciones que se estaban presentando en el espejo de agua, la CAR suspendió las acciones de los operadores turísticos de manera preventiva, tomando medidas de urgencia en el embarcadero público de Guatavita, donde se impacta al embalse con desechos de basura, fogatas y gasolina”.

Señaló, además, que se han realizado convenios para la mejora de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales – PTAR de Guatavita y Sesquilé, ya que otra de las problemáticas de contaminación del embalse es precisamente con los vertimientos industriales y residenciales.

¿Qué viene?

El Juzgado determinó, al final de la audiencia, que el municipio de Sesquilé debe cumplir con el funcionamiento pleno de la PTAR Nº1; igual sucede para el municipio de Guatavita, quien también debe poner en funcionamiento la planta, además de presentar las caracterizaciones de las aguas que allí se manejan.

Tomado de:Corporación Autónoma Regional CAR

LEAVE A REPLY