SHARE
Muro de contención en Villeta, Cundinamarca

El IDEAM advierte sobre Fenómeno de La Niña para los primeros meses de 2018. Desde hace varios años, la CAR ha estado preparando el territorio para mitigar riesgos. 

Ante el anuncio del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM donde se declara que “se presentan condiciones oceánicas y atmosféricas, asociadas a la primera fase del fenómeno (La Niña), que se proyecta como un episodio débil y de corta duración”, para los primeros meses de 2018, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR está en capacidad de ofrecer un parte de tranquilidad e informar a las comunidades asentadas en su jurisdicción que se ha venido trabajando en diferentes puntos identificados como críticos en el territorio, desarrollando obras e intervenciones técnicas y financieras, que permiten mitigar los efectos de este tipo de eventos de variabilidad climática.

“Si bien es cierto que el ‘riesgo cero’ no existe, la CAR ha venido preparándose para mitigar con rigor todos aquellos eventos que se puedan provocar como consecuencia de la ocurrencia del Fenómeno La Niña. Hemos trabajado de manera juiciosa y comprometida para salvaguardar la vida y los bienes de los habitantes en los diferentes municipios de los departamentos de Cundinamarca y Boyacá que corresponden a nuestra jurisdicción”, aseguró Néstor Franco González, director general de la entidad.

Adecuaciones hidráulicas en fuentes hídricas, construcción de muros de contención, limpieza de cuerpos de agua, estabilización de taludes, modelación de cauces en quebradas y ríos, remoción de desechos, siembra de árboles, ampliación de compuertas, restauración natural, prevención de la deforestación son algunas de las acciones que ha desarrollado la Corporación en las catorce direcciones regionales de la jurisdicción de la CAR, con el propósito de disminuir los posibles riesgos con el aumento de las precipitaciones durante la ocurrencia de eventos de variabilidad climática como La Niña.

“Para la CAR Cundinamarca la confirmación por parte del IDEAM, basados en la información proporcionada por la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), de un posible ocurrencia del fenómeno La Niña para el primer trimestre del 2018, nos impone la obligación de seguir trabajando, como lo hemos venido haciendo en los últimos años, en activar los comités municipales de gestión del riesgo, de trabajar en coordinación con el gobierno departamental tanto de Cundinamarca como de Boyacá, así como con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, a fin de estar preparados, para que dentro de este trimestre los efectos derivados del fenómeno, sean debidamente gestionados y logremos transitarlo sin mayores afectaciones a las personas y los bienes en el territorio CAR. Esperamos que esa misma coordinación la tengamos todos los ciudadanos desde ahora, en nuestras casas y municipios, también nos preparemos para enfrentar el evento y entre todos podamos salir adelante sin daños a las comunidades ni a la región”, afirmó Néstor Franco González, director general de la CAR Cundinamarca.

Algunas acciones

Una de las principales obras que ha ejecutado la Autoridad Ambiental es la adecuación hidráulica en el Río Bogotá, intervención en 68 kilómetros lineales de la cuenca media del afluente, sector comprendido entre las compuertas de Alicachín en Soacha y el puente de La Virgen en la vía Suba – Cota, con remoción de siete millones de metros cúbicos en sedimentos y lodos, ampliación del cauce del río de 30 a 60 metros, lo que permitió duplicar la capacidad de transporte de agua de 100 a 200 metros cúbicos por segundo, además de adquirir 680 hectáreas en predios de la ronda, donde se adecuaron zonas para amortiguación controlada en caso de desbordamientos.

Trabajos con una inversión de 200 mil millones de pesos, en un sector gravemente afectado por el pasado fenómeno de La Niña de 2010 y 2011, evitando afectaciones en localidades de Bogotá como Suba, Engativá, Kennedy, Bosa y Fontibón además de los municipios de Chía, Mosquera, Cajicá y Soacha.

Adicionalmente, también se tiene registro de emergencias en las inmediaciones del río Apulo, Quebrada Negra, río Suárez, Laguna de Fúquene y municipios como Ubaté, donde la CAR también ha hecho intervenciones significativas en trabajos de mitigación del riesgo con las administraciones municipales y la Gobernación de Cundinamarca.

En resumen, la Corporación completa obras de mitigación y adaptación en las direcciones regionales de Gualivá, Sabana Centro, Chiquinquirá, Soacha, Almeidas y municipio de Guatavita.

Recomendaciones

Dentro de las recomendaciones para tener en cuenta durante este fenómeno de La Niña están:

–  Revisar los drenajes de los cultivos para evitar inundaciones.

– Estar alerta ante las crecientes súbitas de las fuentes hídricas y dar aviso a las autoridades en caso de presentarse.

–  Evitar arrojar basuras y desechos en las fuentes hídricas, canales y alcantarillas que taponen los drenajes.

–  Respetar las zonas de ronda de los ríos y quebradas, no usar los jarillones o diques como carreteables.

–  No cultivar ni extender ganadería en zonas inundables como las orillas de los ríos.

–  No construir en terrenos propensos a deslizamientos.

–  Estar atentos a las recomendaciones de los organismos de socorro y las autoridades.

–  Informar cualquier emergencia a los comités municipales de gestión del riesgo.

Tomado de: Corporación Autónoma Regional CAR

LEAVE A REPLY