SHARE
Comités de gestión de riesgo en el municipio de Soacha
Las administraciones municipales de los municipios de Soacha y Sibaté, a través de las secretarias de planeación, de ambiente, gobierno, entre otras, hablan acerca de cómo, gracias a la información entregada por la CAR y los comités de Gestión del Riesgo, trabajan en los puntos críticos en cada municipio.

Una vez el Director General de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, Néstor Guillermo Franco González firmó la firmó la resolución 4313 del 28 de diciembre de 2017, donde se adoptan medidas para afrontar del fenómeno de La Niña, delcaratoria hecha por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM en días pasados, municipios como Soacha y Sibaté, donde están identificados puntos críticos de inundaciones y otros efectos que causa el evento, han adoptado medias para enfrentarlo.

En el municipio de Soacha, por ejemplo, a través de circulares de gestión del riesgo de forma periódica, monitoreo del río Soacha y de los puntos críticos mediante informes técnicos de esas visitas, junto a la actualización de la base de datos de nuevos puntos críticos identificados, se mantiene el control ante las precipitaciones que se han ido presentando en los últimos días.

Durante al año, además, se realiza limpieza a las zonas de ronda del río Soacha ya que es un importante afluente que atraviesa el municipio y a diferentes humedales y quebradas en la zona rural de Soacha.

Por su parte, el municipio de Sibaté con apoyo de la CAR, tiene identificado puntos críticos como la quebrada Chacua, donde en años pasados se han presentado inundaciones por las fuertes lluvias. Carlos Alfonso López secretario de Planeación del municipio de Sibaté, señala las acciones que se están desarrollando allí. “En el casco urbano tenemos a cargo a Empresas Publicas Municipales de Sibaté para la prestación del servicio de alcantarillado y mantenimiento de sistema pluvial, con ellos y en coordinación con la alcaldía municipal, se están usando equipos para mantener estos sistemas libres de sedimentos y taponamientos por reboces en el sistema, y en cuanto al área rural, particularmente la quebrada Chacua, se realizan limpiezas lideradas también por la comunidad quienes son conscientes de la importancia de mantener en óptimas condiciones este afluente, evitando desbordamientos que pueden afectar las viviendas cercanas”, señaló López.

Por su parte, el director Regional de la CAR Soacha, Gonzalo Rodríguez Chía, quien ha estado en los diferentes comités que se han adelantado, para encaminar estas acciones, precisó que, “hacemos un llamado a los ciudadanos para que protejan las fuentes hídricas y no arrojen sedimentos, basuras o sólidos nocivos para los afluentes naturales y los alcantarillados, también se les recomienda que antes de construir cualquier vivienda, se cercioren de no estar en zona de ronda y se aseguren de tener terrenos estables para esas futuras viviendas, y que no estén en un riesgo por deslizamientos o inundaciones”.

Se mantiene tanto en Soacha como en Sibaté, de la mano de los Comités de Gestión del Riesgo, el monitoreo constante a estos y otros puntos críticos señalados por la Autoridad Ambiental y municipal, con el fin de que la comunidad reporte cualquier incremento en los niveles de las quebradas atípico o situaciones que pongan en riesgo la vida de las personas.

Tomado de: Corporación Autónoma Regional Cundinamarca.

 

LEAVE A REPLY