SHARE
Panorámica de la Sierra Nevada de Santa Marta. Wikimedia - Creative Common

Cerca de 5 mil hectáreas de bosque han sido consumidas por el fuego. Lo más probable es que las llamas hayan sido generadas por acciones humanas para expandir cultivos

Los incendios en Colombia no paran. Hace unas semanas el fuego consumía miles de hectáreas de bosque en Guaviare y en la Sierra de La Macarena. Ahora el turno es para otro de los lugares emblemáticos del país: la Sierra Nevada de Santa Marta, en el Caribe.

De acuerdo con información de Corporación Autónoma del Magdalena y de la Alcaldía de Aracataca, publicada por Caracol Radio, las llamas han consumido 5.000 hectáreas de bosque nativo. La situación es tan grave que la Alcaldía de ese municipio declaró calamidad pública. Para frenarlo bomberos de la ciudad de Santa Marta y de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, han trabajado durante 24 horas continuas. Además, ha sido necesaria la intervención de helicópteros.

Aunque aún se desconocen los motivos del incendio, los primeros indicios apuntan a que  pudo ser producido por acciones humanas. La hipótesis es muy similar a la que estudiaban las autoridades ambientales hace unas semanas en otras partes del territorio colombiano: quemas para ampliar cultivos. De comprobarse, habrá sanciones económicas y, posiblemente, apertura de procesos judiciales.

En el caso del Guaviare, los más de 24 incendios que se presentaron el mes pasado también obligaron a las autoridades a declarar una situación de calamidad pública. Más de 3.500 hectáreas fueron arrasadas por las llamas, que solo pudieron ser controladas los primeros días de marzo. Tan grave fue la situación en la región amazónica que el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, admitió que será imposible cumplir la meta de “cero deforestación” en la Amazonía para 2020. EN cambio, propuso otro plazo: 2022 o 2025.

 

 

 

Tomado de: Periódico El Espectador.

LEAVE A REPLY