SHARE

La nueva Ministra de Minas y Energía María Fernanda Suárez Londoño tras asumir sus funciones reiteró que el compromiso de Colombia promover energías renovables como la eólica, solar, biomasa e hidroeléctirca.

Destacó que como parte de este esfuerzo en los próximos 4 años el país podría generar más de 1,500 MW de energía mediante la subasta energética anunciada este año.

La Ministra ha dicho que “el sector minero energético ha sido y seguirá siendo un bastión fundamental para el desarrollo económico y la estabilidad fiscal de Colombia. Vamos a trabajar para impulsarlo y asegurar que ese desarrollo venga acompañado de un manejo eficiente y transparente de los recursos que se traduzca en progreso y obras en las regiones que aporten al bienestar de todos los colombianos”.

“Producir Conservando, Conservar Produciendo será la prioridad de esta administración. Diversificaremos la matriz energética, aumentaremos la cobertura y calidad en el territorio nacional y diseñaremos mecanismos para aumentar la eficiencia en el consumo de energía. En minería e hidrocarburos estamos comprometidos con el cuidado y protección al medio ambiente y nuestras fuentes hídricas. Como sector minero energético trabajaremos unidos para disminuir nuestra huella de carbono y combatir el cambio climático” agregó Suárez Londoño.

María Fernanda Suárez es Administradora de Empresas del Colegio de Estudios Superiores de Administracio?n y tiene una Maestri?a en Gerencia de Poli?ticas Pu?blicas de la Universidad de GeorgeTown.

Tiene ma?s de 20 an?os de experiencia en los sectores pu?blico y privado. Desde 2015, y hasta su nombramiento, se desempen?o? como Vicepresidente de Estrategia y Finanzas de Ecopetrol, donde lidero? el plan de eficiencia de la compan?i?a que la posiciono? como una de las ma?s rentables y resilientes de las industria.

Fue Directora de Cre?dito Pu?blico y Tesoro Nacional del Ministerio de Hacienda; Vicepresidente de Inversiones del Fondo de Pensiones Porvenir y ejecutiva en Citibank, Abn Amro y Bank of America.

LEAVE A REPLY