SHARE

La creciente preocupación de los habitantes de Florida, Estados Unidos, por la contaminación por algas que sufren las playas de su turístico estado, se transformó en un movimiento con el fin de reclamar para que se busquen soluciones.

Miles de personas formaron este domingo una cadena humana en las orillas de las playas.

La llamada “marea roja” es un problema que se presenta cada año en estas costas, pero este verano ha tenido una magnitud inusitada.

Los defensores del medio ambiente creen que el problema se ha agravado por un alga que proviene del contaminado lago Okeechobee.

LEAVE A REPLY