SHARE

Un ejemplar de cóndor andino que fue rescatado en la localidad jujeña de Termas de Reyes y trasladado a Buenos Aires para su rehabilitación en el Ecoparque de la Ciudad.

En el marco del Programa Conservación de Cóndor Andino, en la Cuesta de Lipán, Jujuy, y mediante una ceremonia ancestral a cargo de la comunidad originaria local, se coronó el retorno del animal a su ambiente natural.

Esto fue posible gracias al tratamiento que posibilitó que pueda volar e reinsertarse en su hábitat, y es un logro importantísimo, destacó la subsecretaria Interjurisdiccional e Interinstitucional de Ambiente, Mariela Chervin, quien participó de la ceremonia ancestral a cargo de la comunidad originaria del lugar, en la que se elevó una plegaria por la armónica convivencia con todas las formas de vida.

El cóndor andino liberado se llama Janpi Yaku, que en lengua nativa significa agua medicinal. Es una hembra adulta que fue hallada en marzo, herida y sin poder volar; presentaba esquirlas en su cuerpo producto de un disparo de escopeta y estaba intoxicada con plomo, lo que le generó una gran debilidad.

El ejemplar fue rescatado y trasladado con suma urgencia para recibir los primeros auxilios. Una vez estabilizado, el animal fue derivado para su rehabilitación al Ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires, donde recibió un intenso tratamiento de quelación que permitió bajar los niveles de plomo en su organismo.

Janpi Yaku se suma a los cinco cóndores que ya fueron rescatados y liberados en Jujuy. Mediante el Programa Binacional de Conservación Cóndor Andino se lograron reintroducir 175 ejemplares de la especie en todo Sudamérica.

El cóndor es un ave emblemática, una especie clave en el equilibrio del ecosistema andino y un eslabón simbólico con nuestro pasado cultural sudamericano.

LEAVE A REPLY