SHARE

Además de las 1.424 personas muertas, más de un millar siguen enterradas bajo los escombros y el barro tras el terremoto y el posterior tsunami en la isla Célebes, en Indonesia, país al que el papa Francisco donó 100 mil dólares.

La ONG Aksi Cepat Tanggap ha informado que más de un millar de personas siguen enterradas bajo los escombros y el barro tras el terremoto y posterior tsunami que sacudieron el viernes la isla de Célebes y que, a día de hoy, ha causado 1.424 muertos.

Palu, con una población de 350 mil habitantes, registra más de 2.500 heridos, daños en más de 65 mil casas y unas 70 mil personas evacuadas.

LEAVE A REPLY