SHARE

China enviará al espacio un satélite de iluminación, una “luna artificial”, para el año 2020.

Este aparato, que iluminará un área con un diámetro de 10 a 80 kilómetros en la ciudad de Chengdu, que se encuentra al suroeste del país, comenzó a desarrollarse hace años, y recién ahora tomó impulso gracias al avance de la tecnología.

El satélite se diseñó para complementar la luz de la luna por la noche y tendrá una iluminación ocho veces superior a la original, suficiente como para reemplazar las luces de la calle.

Expertos explicaron que la luz del satélite es similar al resplandor del atardecer por lo que no afectaría a los hábitos de la fauna.

LEAVE A REPLY