SHARE

De acuerdo con un estudio publicado recientemente que ofreció nuevas pruebas de los efectos del cambio climático en la actualidad, cada vez se rompen más récords tanto de temporadas de lluvia como de sequía en todo el mundo, y a menudo hay consecuencias desastrosas para las personas que enfrentan esos climas extremos.

Las lluvias intensas, así como su ausencia absoluta, afectan a cantidades incalculables de personas, desafían a las economías, interrumpen la cadena de producción de alimentos, crean incertidumbre y generan migraciones. De esta manera, los factores que propician niveles excepcionales de inundaciones o sequías en ciertas zonas del mundo pueden moldear el destino de las naciones.

“Es probable que el cambio climático siga alterando la prevalencia de cifras récord en los meses de sequía y de lluvia en el futuro”, según el estudio, “con consecuencias graves para la producción agrícola y la seguridad alimentaria”.

Los episodios de lluvia intensa, con inundaciones graves, se presentan cada vez con más frecuencia en los estados del centro y el este de Estados Unidos, así como en el norte de Europa y Asia. La cantidad de meses con precipitaciones superiores a la media aumentó más del 25 por ciento en los estados del centro y del este de Estados Unidos entre 1980 y 2013.

En esas regiones, la lluvia intensa provocada por los huracanes puede ser excesivamente costosa. La empresa Munich Re, la gigante de los reaseguros, afirmó que la temporada de huracanes de 2018 ocasionó pérdidas de 51.000 millones de dólares en Estados Unidos, mucho más que el promedio anual general de 34.000 millones de dólares. En 2017, los huracanes Harvey, Irma y María produjeron un total de 306.000 millones de dólares en daños a causa de los sucesos provocados por el clima extremo en Estados Unidos.

En cambio, algunas zonas de África están teniendo más meses con una falta notable de precipitaciones. La cantidad de meses de sequía aumentó casi el 50 por ciento en África subsahariana durante el periodo de estudio.

Jascha Lehmann, científico del Instituto para la Investigación del Impacto Climático de Potsdam en Alemania y autor principal del estudio, comparó los incidentes de clima extremo con el lanzamiento de un dado. “En promedio, en una de cada seis ocasiones obtendrás un seis”, explicó. “Pero, al lanzar una gran cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera, la humanidad ha cargado los dados. En muchas regiones, obtenemos seises con una frecuencia mucho mayor, con un grave impacto en la sociedad y el medio ambiente”.

LEAVE A REPLY