SHARE

El Municipio de Río de Janeiro declaró “estado de crisis” por las lluvias torrenciales y los fuertes vientos que alcanzan velocidades de hasta 110 kilómetros por hora.

En medio de la emergencia, el Centro de Operaciones de Río recomendó a los ciudadanos a que permanezcan en el interior de sus casas y que solo se desplacen por las calles “en caso de extrema necesidad”.

Además agregó que sería ideal que adviertan a las autoridades si aparecen “señales de rajaduras” en sus viviendas, y que estén prevenidos a las repentinas alarmas en caso que exista riesgo alguno de deslizamientos.

Las fuertes lluvias que acompañaron al temporal provocaron corte de energía eléctrica en la zona oeste y norte de Río de Janeiro, inundaciones de las principales vías, árboles caídos y embotellamientos.

LEAVE A REPLY