SHARE

El Gran Cañón del Colorado, ese espectacular accidente geográfico de los Estados Unidos, fue declarado parque natural hace 100 años. Para conmemorar este nombramiento, el Servicio Nacional de Parques del país (NPS, por sus siglas en inglés) tiene preparadas celebraciones que van desde exhibiciones de arte hasta un día especial de entrada gratuita.

El festejo no es para menos. El Gran Cañón es el resultado de la transformación milenaria de la Tierra. Durante millones de años, el río Colorado socavó el terreno para crear este accidente geográfico de proporciones descomunales: 2.134 metros sobre el nivel del mar, 446 kilómetros de longitud, cordilleras que tienen entre 6 y 29 kilómetros de anchura y profundidades de más de 1.600 metros. 

En el transcurso de la historia, varias culturas se han asentado en estas tierras. Según el NPS, se han encontrado restos arqueológicos de grupos paleoindios, arcaicos, cesteros, cohonina, cerbat, pai, paiute sur, zuni, hopi y navajo. Actualmente, la tribu americana hualapai vive al occidente del cañón y ofrece planes y actividades por esta parte del territorio. 

Con semejante prontuario, el Gran Cañón fue declarado el 26 de febrero de 1919 área protegida en Estados Unidos. En 1979 entró a la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y recibe anualmente más de 6 millones de visitantes.

LEAVE A REPLY