SHARE

Los cambios en el uso y la gestión de la tierra y el agua, así como la contaminación, la sobrepesca, el cambio climático, el crecimiento demográfico y la urbanización, están generando la desaparición de los sistemas alimentarios, según la FAO.

Son diversas las causas que están motivando esta situación. Por ejemplo, los cambios en el uso y la gestión de la tierra y el agua, seguidas de la contaminación, la sobrepesca y la sobreexplotación, además del cambio climático, el crecimiento demográfico y la urbanización.

De acuerdo con el informe, la biodiversidad que se está perdiendo incluye plantas y animales tanto silvestres como domésticos, que proporcionan alimentos, piensos compuestos, combustible y fibra. También involucra a los organismos que apoyan la producción alimentaria a través de los servicios eco sistémico, lo que se denomina como “biodiversidad asociada”.

De esta forman parte las plantas, animales y microorganismos como insectos, murciélagos, aves, manglares, corales, praderas marinas, lombrices, hongos y bacterias que habitan en el suelo, que se encargan de mantenerlos fértiles, polinizan las plantas, purifican el agua y el aire y mantienen sanos a peces y árboles, además de que combaten las plagas y enfermedades de los cultivos y el ganado.

“Tenemos que utilizar la biodiversidad de forma sostenible, para poder responder mejor a los crecientes desafíos del cambio climático y producir alimentos de una forma que no dañe a nuestro medio ambiente”, dice el director general de la FAO, José Graziano.

LEAVE A REPLY