SHARE

Los pastos y las fuentes de agua se secaron. Los esqueletos se encuentran regados por la sabana.

Nuevamente la fuerte sequía, la falta de alimento y las altas temperaturas que se han venido presentado en los llanos del Casanare ha provocado la muerte de varios animales silvestres, ganado y chigüiros.

La temperatura es de 38 grados donde no hay viento, ni vegetación y mucho menos sombra, a algunos animales como los chigüiros el pelaje los afecta. La falta de alimento les quita la fuerza he impide que se desplacen a otros lados.

Dos carro tanques llevan miles de litros de agua al lugar, pero nada de esto da abasto por la extensión del terreno donde muchos animales no resisten la ausencia de lluvia de las fuentes hídricas y la comida.

“Estamos buscando las soluciones, desde la Gobernación dispondremos de más vehículos para que no se nos vuelva a presentar esta situación. Lo más importante es salvaguardar la vida de esta fauna”, indicó Leonardo Barón, director de la Unidad del Riesgo de Casanare. 

LEAVE A REPLY