SHARE

Nuevos mapas que utilizan información del satélite Copernicus Sentinel-5P revelan la emisión a la atmósfera de dióxido de nitrógeno, relacionado con el tráfico, en ciudades de todo el mundo.


Nuevos mapas que utilizan información del satélite Copernicus Sentinel-5P revelan la emisión a la atmósfera de dióxido de nitrógeno, relacionado con el tráfico, en ciudades de todo el mundo.

La contaminación del aire es un problema de salud ambiental global que es responsable de que millones de personas mueran prematuramente cada año. Dado que la calidad del aire es una preocupación importante, el satélite Copernicus Sentinel-5P se lanzó en octubre de 2017 para mapear una multitud de contaminantes del aire en todo el mundo, informa la ESA.

El satélite lleva el sensor más avanzado de su tipo hasta la fecha: Tropomi. Este instrumento de vanguardia detecta la huella digital única de los gases atmosféricos para generar imágenes de los contaminantes del aire con mayor precisión y con una resolución espacial más alta que nunca.

Ya ha entregado información clave sobre el dióxido de azufre y el monóxido de carbono, por ejemplo. Ahora, las mediciones recopiladas entre abril y septiembre de 2018 se han promediado para mostrar exactamente dónde el dióxido de nitrógeno está contaminando el aire. Destacan Europa Occidental y China.

Este tipo de contaminación resulta del tráfico y la combustión de combustibles fósiles en los procesos industriales. Puede causar problemas de salud importantes al irritar los pulmones y puede contribuir a problemas respiratorios.


LEAVE A REPLY