SHARE

El país africano es el hogar de un gran número de animales como elefantes, leopardos, jirafas y rinocerontes. Actualmente los rinocerontes y elefantes se encuentran entre las especies más amenazadas, ya que sus cuernos y colmillos los convierten en el principal objetivo de los cazadores ilegales.

Por eso, ahora el ministro de turismo y vida silvestre de Kenia, anunció una propuesta para frenar el grave problema de caza furtiva del país: sancionar con la pena de muerte a los cazadores furtivos de animales en peligro de extinción.

Los activistas de todo el mundo reaccionaron ante esta medida: la mayoría de los amantes de la vida silvestre elogiaron la idea, pero varios grupos de derechos humanos se manifestaron en contra de la pena de muerte.


La Fundación Leonardo DiCaprio señaló que hasta ahora, solo el 4 % de los casos de caza furtiva de la vida silvestre en Kenia fue procesado ​​antes de que el país cambiara las sanciones a una gran multa y cadena perpetua.

LEAVE A REPLY