SHARE

Los entes locales pueden poner en marcha proyectos de compostaje descentralizado, incentivarlos, apoyarlos, etc.

Acabamos de presentar la ampliación del informe “Ventajas del Compostaje”, en el que resaltamos las experiencias exitosas de la aplicación del compostaje en varios municipios. En la primera edición del informe, publicada en 2011, mostrábamos los beneficios de la práctica del compostaje, con el foco puesto en el compostaje descentralizado: doméstico y comunitario.

Estas ventajas son cada vez más conocidas, la eliminación de la necesidad del transporte al gestionarse los residuos en casa, la obtención de un abono de excelente calidad, que evita la compra de fertilizantes a las personas “compostadoras” y el elevado potencial sensibilizador y concienciador de esta práctica, por no hablar del también potencial de ahorro que representa para los municipios.

Los entes locales pueden poner en marcha proyectos de compostaje descentralizado, incentivarlos, apoyarlos, etc. Y existen varias experiencias exitosas que demuestran los beneficios aportados por este tipo de proyectos.

Sin embargo, los proyectos descentralizados aportan soluciones a municipios pequeños y dispersos, pero no pueden alcanzar el 100% de la población en municipios medianos y grandes ciudades.

La fracción orgánica supone el 42% de los residuos municipales, y es, de los flujos de residuos no peligrosos, la que más impactos genera tanto en vertedero como en incineradora, por su condición fermentable (es decir, que se descompone y emite gases), y por su contenido en carbono, precursor de dioxinas y furanos en su quema. Es fácilmente reciclable (compostable), tanto, que es el único reciclaje que se puede hacer en los hogares, sin necesidad de otras tecnologías.

LEAVE A REPLY