SHARE

Energías renovables, uso eficiente del agua, producción agropecuaria, cultivos e implementación de especies, son algunas de las estrategias que se implantarán a escala en el nuevo centro de investigación que funcionará en el predio Andorra del municipio de Jerusalén, para dispersarlas en zonas vecinas, donde existe la necesidad de aplicar proyectos que mitiguen los impactos del cambio climático y escasez de recursos.

El predio de 40 hectáreas fue entregado en comodato a la CAR, tras la firma de un convenio con la Alcaldía municipal, para emplearlo como un nuevo centro de operaciones donde se efectúen proyectos de investigación para zonas de bosque seco tropical.

Edwin García, director de la Dirección de Laboratorio e Innovación Ambiental de la CAR (DLIA), detalla que este convenio, es la puerta a la creación de “un nuevo centro de investigación con énfasis en energías renovables dentro de Jerusalén, la experiencia de ecosostenibilidad más ambiciosa del país, que lleva 4 años en ejecución y ha sacado a la luz una serie de proyectos en los que se ha combinado la eficiencia tecnológica con los recursos naturales”.

Además, anota que, con esta propuesta, “se implementará un nuevo modelo energético, a través de acciones concretas que se replicarán total o parciamente en otros municipios del Territorio CAR que presenten las características de Jerusalén: tierras áridas, de ecosistema Bosque Seco Tropical, con periodos escasos de lluvia y altas temperaturas.

Para este proyecto ya se cuenta con el apoyo del Gobierno Israelí y se está finiquitando la vinculación de la Universidad Nacional. Por lo pronto, la instalación de un sistema de riego por goteo, un invernadero para la siembra de especies nativas y energías renovables, serán los primeros proyectos que verán la luz en este nuevo centro de investigación.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY