SHARE

La CAR y las alcaldías municipales de Villapinzón y Chocontá, sumaron acciones con el fin de seguir fortaleciendo las capacidades empresariales y de gestión de los curtidores comprometidos con el desarrollo de los procesos productivos, en el marco de la legalidad ambiental. Con una inversión de 37 millones de pesos, este convenio plantea metas y ambiciones claras para que los curtidores multipliquen sus acciones en pro de la descontaminación del río Bogotá.

Según el censo realizado en el año 2014, en el sector curtidor ubicado en los municipios de Villapinzón y Chocontá, se determinó un total de 110 curtidores; de los cuales solamente dos contaban con permiso de vertimientos. En el marco de la sentencia del Consejo de Estado se inició acompañamiento técnico social, orientado a motivar la legalidad ambiental, promover la incorporación de producción más limpia y acompañar los procesos administrativos requeridos para los trámites permisivos; logrando para el año 2017 sumar a la legalidad ambiental 20 curtiembres, que actualmente realizan procesos de PML, dadas las jornadas de capacitación teórico practicas ofrecidas por la CAR, bajo la premisa de aprender haciendo.

Para el primer semestre del año 2019, se contó con seis permisos de vertimiento que se suman al compromiso de su actividad productiva desde un enfoque de sostenibilidad y responsabilidad ambiental, reconociendo que hacen parte de una cuenca y que se ubican en la cuna del Río que requiere compromiso y corresponsabilidad.

De esta manera se ha logrado, no solo consolidar un grupo de curtidores que cuentan con sus permisos, sino además se propició desde el acompañamiento y las jornadas de capacitación de la CAR, la incorporación de Producción Más Limpia en sus procesos, y actualmente se reconoce el cambio significativo en la línea del tiempo, siendo un logro evidente contar hoy día con 28 empresas con legalidad ambiental.

En este orden de ideas, y con el interés de aportar elementos y escenarios de fortalecimiento de la industria del curtido desde un enfoque ecológico, el convenio, según precisó Ginna Barrera profesional de la Corporación Ambiental “reconoce la importancia de sumar esfuerzos para respaldar las industrias que se encuentran en el marco de la legalidad ambiental”. Cabe mencionar que la CAR como autoridad Ambiental, si bien es cierto esta presta a brindar acompañamiento, orientación y capacitación bajo la premisa de la legalidad ambiental, no deja de lado su función de comando y control para aquellas industrias que aún no muestran interés en obtener sus permisos y ajustar sus actividades productivas en el marco normativo.

El desarrollo de contenidos se desarrollará a partir de la vinculación de la Universidad Libre, con un equipo de expertos en los siguientes temas: Curtido y obtención de cuero procesado, tratamiento de aguas residuales, manejo y valorización de residuos generados; el cual tiene una duración de 3 meses, dos días a la semana, el lugar de ejecución será el Centro Tecnológico del Cuero en Villapinzón; beneficiando a 30 curtidores de Villapinzón y 10 de Chocontá, que se reiteran se encuentran en el marco de la legalidad ambiental.

Por su parte, y teniendo en cuenta que es un trabajo articulado con las alcaldías y que su compromiso para el desarrollo de ese proceso ha sido de vital importancia, el secretario de gobierno de la Alcaldía de Villapinzón Nelson Fabián López señaló: “Dentro del convenio se definió desarrollar el Diplomado en curtido de cueros y tratamiento de aguas, donde se espera con esta actividad continuar mejorando en el proceso productivo del cuero y la aplicación de técnicas de Producción Más Limpia con la reducción y aprovechamiento de residuos y el adecuado uso del agua”.

Se espera que con estas acciones sean más los curtidores y sectores productores los que se contagien de hacer procesos amigables con el ambiente.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY