SHARE

La demolición iniciada la semana pasada en el predio Bambú, por parte de la CAR, provocó la inmediata reacción del propietario de la construcción ilegal en el predio Monterodro, en la misma zona de Bagazal en los Cerros Orientales, quien se acogió a principio de oportunidad dentro del proceso penal que se le sigue, y consignó una millonaria suma a favor de la CAR, a fin de lograr la terminación anticipada de ese proceso penal.

Contra Inversiones Team Sol S.A.S como presunto responsable de esa megaconstrucción, se siguen tres procesos jurídicos: uno, administrativo sancionatorio ambiental por parte de la CAR; otro penal por parte de la Fiscalía y el tercero, de carácter urbanístico por parte del Distrito. En el sancionatorio ambiental, la CAR desde diciembre de 2018, dictó orden de demolición, junto con multa cercana a los 500 millones de pesos, así como medidas de compensación, y se tiene que esa empresa interpuso recurso de reposición, pendiente de resolver por la autoridad ambiental regional.

Justo luego de iniciar la demolición en Bambú, se tiene que dentro del proceso penal que se le sigue a Inversiones Team Sol S.A.S por el delito de construcción ilegal en área de especial importancia ecológica, que da una pena de hasta 6 años de cárcel, y donde la CAR actúa como representante de las víctimas, los procesados han aceptado un principio de oportunidad con la Fiscalía General, tasándose en 908 millones de pesos el daño ambiental causado, y han procedido a consignar tal valor a favor de la CAR. Dicho principio de oportunidad deberá ser avalado por el juez que lleva el caso. Sin embargo, independiente de que sea avalado o no, los otros dos procesos en su contra continúan; entre ellos el proceso administrativo sancionatorio ambiental que le sigue la CAR, dentro del cual la decisión definitiva, ha de ser tomada en próximas semanas, informo la entidad.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY