SHARE

La temporada de lluvias se acentúa entre octubre y noviembre en el territorio nacional. La temporada seca fue intensa en varios sectores de la jurisdicción, de acuerdo con el reporte emitido por las estaciones de la CAR y vigías meteorológicos; pero según las predicciones del IDEAM, el volumen de lluvias de la segunda temporada probablemente esté entre normal y por debajo de lo normal. No obstante, se pueden presentar eventos extremos que afecten a la población.

En la Sabana de Bogotá, en sectores como la capital y municipios de Chía, La Calera, ente otros, se han presentado lluvias constantes. En cuanto a la zona de Tequendama y Girardot se han presentado lluvias leves desde hace tres días. En amplias zonas como las de Gualivá, Ríonegro, Sumapaz, Chiquinquirá, Ubaté y Laguna de Fúquene se han reportado lluvias que han persistido en los últimos días. Por su parte las reservas de agua en las represas Tominé, Sisga y Chuza; se han recuperado, aunque no lo esperado.

Cabe anotar, que en las zonas donde se han registrado lluvias fuertes, éstas han contribuido a recuperar la humedad de los suelos en las cuencas, por lo que no se esperan incrementos importantes en los niveles de las corrientes hídricas a corto plazo.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY