SHARE

22 tortugas hicoteas o de río fueron liberadas por la CAR Cundinamarca en zona rural del municipio de Barrancabermeja, Santander, en trabajo conjunto con la Corporación Autónoma Regional de Santander – CAS.

 “Estos ejemplares son producto de decomisos hechos por la CAR en lo corrido del año en diferentes municipios de Cundinamarca, los cuales, tras su proceso de rescate, manejo clínico, veterinario y biológico en el Hogar de Paso de Fauna Silvestre de la CAR, ubicado en Tocaima, se recuepraron y volvieron a tener las condiciones físicas para poder ser retornadas a su medio natural”, sostuvo Carlos Bello, director de Evaluación, Seguimiento y Control Ambiental de la CAR Cundinamarca.

El trabajo con la CAS permite proyectar futuras liberaciones de fauna silvestre de especímenes que sean rehabilitados por la CAR y que tengan como área de distribución natural los ecosistemas que cubren el departamento de Santander y Nororiente colombiano.

La tortuga hicotea o de río (Trachemys callirostris) es un anfibio semi-acuático que habita en ecosistemas como humedales, ciénagas, ríos y lagunas, con abundante vegetación acuática. Es una especie omnívora, por lo que se alimenta de invertebrados, anfibios peces, controlando las poblaciones de estos animales. Además, consumen carroña y material vegetal, por lo que aporta a la buena calidad de los cuerpos de agua, sus heces contienen nutrientes y hacen parte de la dieta de varios animales.

Esta especie e encuentra en estado de conservación en la categoría vulnerable (V) y las principales amenazas que tiene son la destrucción del hábitat, cacería indiscriminada por su carne y huevos, además del tráfico ilegal como mascota.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY