SHARE

“Con esta máquina se remueve una cantidad considerable de material vegetal, que no está compuesto solo por plantas, sino que está lleno de desechos que provienen de ríos como el Fucha y el arzobispo, que también se conoce como Juan Amarillo”, explica Mauricio Galeano, ingeniero de la CAR. Estos trabajos evitan inundaciones y problemas de salud para los habitantes de la ribera del río.

En este momento, la Watermaster está operando entre el sector conocido como puente La Virgen, en Cota, y las compuertas de Alicachín, que están ubicadas en Soacha.
Para llegar a donde opera la draga hay que meterse hasta el fondo por el carril que va hacia el sur de la carrera 106 de Fontibón. Se pasa por un puente militar y se atraviesa una vía destapada que cruza por varias fincas.

Frente a un jarillón están don Carlos Espitia y su auxiliar, Óscar Triviño. Carlos es un hombre bajo que camina por el pasto con cuidado, habla solo cuando es necesario y opera una máquina que puede llegar a costar más de 20.000 millones de pesos. Él trabaja hace 14 meses como operador de la CAR. Vive en Mosquera, pero es de Susa, también Cundinamarca.

Tomada de: El tiempo

LEAVE A REPLY