SHARE

El pasado 30 de enero la alcaldesa electa Claudia López anunció una serie de medidas de cara a la temporada taurina que inicia este 2 de febrero en la plaza de toros la Santamaría. Reiteró que a pesar de que la Administración no apoya este tipo de prácticas que promueven el sufrimiento animal, debe cumplir la Ley.

“Bogotá no quiere corridas de toros, pero respetamos la ley”, indicó la alcaldesa al anunciar una serie de medidas que incluyen una amplia oferta cultural y artística, en rechazo legítimo y pacífico a las corridas.

Esta programación gratuita está denominada “Mi Fiesta No Brava”, y tiene un enfoque cultural con actividades como el rescate y visibilizarían de los “pagamentos”, costumbre ancestral a través de la cual por principio de reciprocidad se ofrece una retribución a la naturaleza por todo lo que da. En este caso, por la vida de los animales que se sacrifican en las corridas de toros.

“Dentro del marco legal y cultural vamos a desincentivar los espectáculos taurinos en la ciudad, mientras encontramos una solución definitiva a este tipo de prácticas que ya debieron desaparecer en Colombia”, señaló la mandataria.

Tomada de: Instituto de Protección animal

LEAVE A REPLY