SHARE

Un trabajo conjunto entre la Fundación Omacha, Corpoamazonía, el Bioparque Ikozoa y el Resguardo Indígena Ticoya, permitió que el manatí amazónico, Moiechi, que fue rescatado del tráfico ilegal cuando era una pequeña cría, pueda regresar a las aguas amazónicas tras dos años de rehabilitación.

Moiechi, que en lengua Tikuna significa “gracias”, es un manatí amazónico (Trichechus inguis) que fue rescatado cuando era una pequeña cría de solo 10 kilogramos de peso del tráfico ilegal. La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonía (Corpoamazonía) logró su rescate en Puerto Alegría, Perú, donde posiblemente mataron a su madre.

Tras su rescate, Moeichi fue trasladado al Bioparque IKOZOA, en Leticia, Colombia, donde inició su proceso de rehabilitación que duró cerca de dos años y que estuvo acompañado por la Fundación Omacha.

Debido a su corta edad, cuando el animal llegó al Bioparque, tenía que ser alimentado con una leche especial sin lactosa. Después pasó a una dieta de plantas acuáticas, como buchón y gramalote, y finalmente el equipo de rehabilitación dio a conocer que el manatí estaba listo para ser devuelto a su hábitat natural.

Tomada de: El espectador

LEAVE A REPLY