SHARE

A Júpiter lo conocieron en el mundo de los amantes de los animales como un león que se besaba con su protectora, Ana Julia Torres, en el refugio de Villa Lorena, norte de Cali, en una margen del río Cauca.

Dueña de refugio que lo tenía y que lo entregó a las autoridades pide que sea devuelto de Montería.

En 2017, las autoridades ambientales determinaron condiciones inadecuadas para 190 animales silvestres, entre ellos Júpiter, en ese sitio. El león fue llevado el 29 de marzo de 2019 al Zooparque Los Caimanes en Buenavista, Córdoba.

Pero Ana Julia Torres fue a visitarlo el pasado jueves 20 de febrero y se encontró al león enflaquecido, desalentado y tirado a su suerte.

De inmediato, llamó al grupo de Fauna Silvestre del Dagma, cuyo veterinario Delio Orjuela fue quien recibió hace 20 años a Júpiter cuando nació por cesárea. Al ser informado de esa situación, el director de la entidad, Carlos Eduardo Calderón, dispuso una revisión.

El propio Orjuela viajó el fin de semana y se reencontró con su viejo conocido, en mal estado de salud.

Júpiter es hijo de una leona que llegó en un circo a Cali, donde se detectó que en su vientre se había muerto una de sus crías. La mamá fue llevada de urgencias al Zoológico y en la cesárea, practicada por Orjuela, se salvaron los cachorros, entre ellos Júpiter, que luego quedó en manos de Ana Julia Torres. Vivía en Villa Lorena hasta el trasteo a Córdoba. Ella dice que la leona era maltratada en el circo.

Tomada de: El tiempo, noticias caracol

LEAVE A REPLY