SHARE


A pesar de que las capas más profundas del océano se calientan a un ritmo más lento que la superficie, los animales que viven en aguas profundas están más expuestos al calentamiento climático y enfrentarán desafíos cada vez mayores para mantener sus hábitats térmicos preferidos en el futuro. En un informe publicado en la revista, Nature Climate Change, un equipo internacional de científicos, dirigido por la Universidad de Queensland, en Australia, con la participación de la Universidad de Hokkaido (Japón), analizó los patrones globales contemporáneos y futuros de la velocidad del cambio climático en las profundidades del océano. Su métrica describe la tasa temporal y la dirección de los cambios de temperatura, como una representación de los posibles cambios de la biota marina en respuesta al calentamiento climático.

A pesar del rápido calentamiento de la superficie, el equipo descubrió que las velocidades climáticas medias globales en las capas más profundas del océano (mayor de 1.000 metros) han sido de 2 a casi 4 veces más rápidas que en la superficie durante la segunda mitad del siglo XX. Los autores señalan que la mayor homogeneidad térmica del ambiente del océano profundo es responsable de estas velocidades más grandes. Además, aunque se prevé que las velocidades climáticas disminuyan en escenarios que contemplen una fuerte mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero (RCP2.6), continuarán acelerándose en las profundidades del océano.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY