SHARE


Los expertos aseguran los roedores estarían actuando en supervivencia ante la ausencia de la basura que durante generaciones les ha dado de comer. Con el cierre de los restaurantes, los puestos de comida rápida y las calles desocupadas en Estados Unidos, cientos de ratas agresivas han empezado a aparecer por las calles. Así lo advirtió el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que aseguró que estos animales tienden a volverse más agresivos a medida que buscan nuevas fuentes de alimento. Las autoridades sanitarias de algunas ciudades de Estados Unidos ya están preparadas para atender un aumento en las solicitudes de servicio relacionadas con el comportamiento agresivo de roedores. Sin embargo, para los expertos este fenómeno no está dirigido a los seres humanos: “Las ratas no se están volviendo agresivas con las personas, sino entre ellas”, dijo Bobby Corrigan, un rodentólogo urbano a The New York Times.

Para Corrigan, existen miles de colonias de ratas en Nueva York que durante generaciones han dependido de la basura nocturna de los restaurantes y las bolsas de residuos en las calles. Con la pandemia de COVID-19, el cierre de comercio y actividad urbana estos animales también se han visto afectados. En el caso de Nueva Orleans, en cuanto las calles se quedaron vacías, hordas de ratas se tomaron las vías. En Chicago, estos animales se han atrevido a buscar comida en lugares habitados durante el día. Otras se han apoderado de los motores de automóviles. “Van a pelear entre ellos, se comerán a los jóvenes en algunas poblaciones y lucharán por la comida que puedan encontrar”, agregó Corrigan al diario norteamericano.

El CDC alertó a las comunidades urbanas y rurales quienes, probablemente, empiecen a notar nuevas visitas de roedores que no estaban acostumbrados a recibir.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY