SHARE


15 ejemplares de tortugas gigantes fueron liberadas en su isla de origen en Galápagos, Ecuador, luego de pasar años en cautiverio y salvar a su especie de la extinción, al participar en un plan de procreación que dio inicio en los años 60.

De acuerdo con la Agencia de Noticias ‘EFE’, expertos del Parque Nacional Galápagos (PNG) explicaron que ahora el territorio cuenta con las condiciones necesarias para mantener a la creciente población de este tipo de reptiles y que no se vean de nuevo amenazadas. La liberación del grupo, que tiene tres machos y 12 hembras, estaba prevista para marzo. Sin embargo, a raíz de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, debió ser aplazada hasta el pasado lunes 14 de junio.

Las tortugas permanecieron los últimos meses en un proceso de cuarentena en el que fueron desparasitadas interna y externamente. Tiempo después, antes de ser llevadas a su hogar, se les puso un microchip de identificación. Según información de ‘EFE’, al llegar a Isla Española, una de las zonas pertenecientes al archipiélago de Galápagos, fueron liberadas en un sector denominado Las Tunas, territorio que se caracteriza por concentrar la mayor cantidad de cactus opuntia, el principal alimento de las tortugas gigantes.

“En unos seis meses se realizará el primer viaje de monitoreo, esto sumado a las imágenes de 40 cámaras distribuidas en su área de vida nos permitirá conocer todos sus desplazamientos y actividades”, mencionó Washington Tapia, miembro del programa impulsado por el PNG.

A través de la Iniciativa para la Restauración de las Tortugas Gigantes (GTRI por sus siglas en inglés) llevada a cabo por el programa Galapagos conservancy, la especie ahora cuenta con más de 2.000 especímenes que se reproducen naturalmente.

Tomado de: Diario El Tiempo

LEAVE A REPLY