SHARE

Durante una visita de inspección realizada por parte de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR – regional Sabana Occidente, junto con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Mosquera EAMOS, se identificó un vertimiento de aguas residuales provenientes presuntamente de la actividad adelantada por la empresa Trefilados de Colombia SAS, ubicada en el sector de Montana en el municipio de Mosquera, razón por la cual la Autoridad Ambiental impuso medida preventiva inmediata.

La Dirección de Laboratorio e Investigación Ambiental de la Corporación, tomó las muestras respectivas para identificar las sustancias vertidas y las posibles afectaciones causadas por la descarga, que finalmente llegaba al humedal Gualí y que además estaba generando problemas a los residentes de la zona cercana al canal Alcalá por los fuertes olores que producía, especialmente durante el día, situación por la que ya existe una acción popular a raíz de las denuncias de los vecinos.

En el operativo conjunto también se encontraron conexiones ilícitas a las redes del acueducto municipal. El vertimiento se realizaba sobre un canal cuya función es recoger parte de las aguas lluvias del municipio para luego descargarlas en el humedal, por lo cual el acueducto realizará una nueva inspección con el fin de exigirles a los dueños de las bodegas que allí se encuentran la debida separación de las redes.

La medida preventiva consistió en el taponamiento de todas las salidas que la empresa tiene relacionadas con sus redes subterráneas, por donde son eliminadas las aguas residuales provenientes del desarrollo de sus actividades.

La Corporación dará inicio a un proceso sancionatorio, y a partir del informe de criterios se determinará la correspondiente penalidad contra la empresa, por afectaciones a un área protegida como lo es el humedal Gualí.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY