SHARE


El gobierno de China sigue sumando esfuerzos para la protección de sus animales luego de la pandemia por el coronavirus. Ahora, por medio de un anuncio, se comprometió a suprimir progresivamente el sacrificio y la venta de aves vivas en los mercados de alimentos.

China, en el último mes, ha intensificado las inspecciones en los mercados al por mayor de alimentos y prohíbe la venta y el consumo de animales salvajes. Se sopecha que un mercado que vendía animales vivos en la ciudad de Wuhan (centro) es el foco de la epidemia de Covid-19.

Además, la reciente reaparición del virus en un barrio de Pekín fue atribuido a Xinfadi, un importante mercado agrícola al por mayor en la capital china. Allí trabajan diariamente más de 10.000 personas entre empleados del mercado, propietarios de locales y asistentes de los puestos.

Chen Xu, funcionario de la Administración nacional de regulación de mercados, aseguró que “China restringirá el comercio y el sacrificio de aves vivas, alentará el sacrificio masivo de aves vivas en lugares sometidos a ciertas condiciones y cerrará progresivamente los mercados de aves vivas”.

Las aves vivas criadas en jaulas son abundantes en todo China en los mercados agrícolas al por mayor y en los mercados de productos frescos. Y, por lo regular, son sacrificadas en el mismo lugar por los criadores, y los compradores pueden también hacerlo en sus casas, lo que garantiza para algunos la frescura máxima.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY