SHARE


El cambio climático podría significar la extinción de los osos polares antes de fin de siglo debido a su incapacidad de alimentarse al desaparecer las placas de hielo en el océano, según un estudio publicado este lunes en Nature Climate Change. Si las emisiones de gases con efecto invernadero continúan dándose al mismo ritmo que en la actualidad, “la caída de la reproducción y la supervivencia pondrá en peligro la persistencia de casi todas las subpoblaciones de osos polares de aquí a 2100”, según investigadores, quienes subrayan que inclusive en el escenario más favorable la extinción de esos plantígrados solo sería aplazada.

En un estudio publicado este lunes en Nature Climate Change, investigadores analizaron la desaparición progresiva de su hábitat, las placas de hielo desde donde atrapan las focas, indispensables para su alimentación.

El oso polar es carnívoro y vive en las regiones árticas donde la temperatura puede bajar hasta -40°C en invierno. Aunque puede ayunar durante meses, con el calentamiento del planeta (que es dos veces más rápido en el Ártico) la falta de hielo dura cada vez más tiempo. Incapaces de hallar en su entorno otro alimento tan rico como las focas, una mayor cantidad de osos polares se aventuran lejos de su territorio, cerca de las zonas habitadas.

Si las emisiones de gas con efecto invernadero siguen a la cadencia actual, “la caída de la reproducción y supervivencia pondrá en peligro la persistencia de casi todas las subpoblaciones de aquí a 2100”, concluyen los investigadores. Inclusive si el calentamiento se limitara a 2,4°C con relación a la era preindustrial, eso “no garantizaría salvar a los osos polares a largo plazo”, agrega. En el planeta la temperatura ha aumentado en 1°C desde la era preindustrial. Los 25.000 osos polares están repartidos en 19 subpoblaciones distintas en Canadá, Alaska, Siberia, la isla Svalbard y Groenlandia. Según el estudio, esos grupos no serán afectados al mismo ritmo.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY