SHARE


Gracias a más de 1.900 registros captados por científicos y ciudadanos durante cinco años, el Instituto Humboldt publicó un documento que muestra cuál es la situación de los micos del país. Hoy hay 38 especies, diez de ellas endémicas. Varias están en algún grado de amenaza. Cada vez que el Ministerio de Ambiente y el Ideam presentan las cifras de deforestación en Colombia reviven las preocupaciones por la gran cantidad de bosque que pierde el país. Pero es difícil imaginar qué esconden esos números que se repiten año tras año. Una buena manera de entender la dimensión del problema es dirigir nuestra atención a los parientes más cercanos que tenemos los humanos en el reino animal: los primates.

Henao es biólogo y candidato a doctor en zoología en la Universidad de British Columbia (Canadá). También es miembro de la Asociación Primatológica Colombiana y fue quien coordinó ese trabajo en el que participaron científicos, estudiantes y ciudadanos, quienes aportaron datos y registros desde diversas partes del país. Tiene una buena manera de resumir esa titánica tarea: “Hicimos ciencia abierta, transparente y colectiva”.

En números eso quiere decir que cientos de personas ayudaron a robustecer una base datos sobre los micos de todo el país. Reunieron 1.913 registros nuevos que fueron reunidos en SiB Colombia, el portal donde se encuentran la mayoría de registros biológicos de las especies. Luego, con ayuda de modelos matemáticos en los que cruzaron variables como temperatura, precipitación o cobertura de la tierra, construyeron unos mapas de distribución que, poco a poco, fueron refinados por primatólogos que han estudiado por años estos animales. “BioModelos” es el nombre de ese sistema colaborativo que permite trazar la distribución de determinadas especies.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY