SHARE

Una de las principales razones es la alta demanda de los turistas que buscan fotografiarse con los animales. El 63 % de estos elefantes viven en condiciones deplorables.

El número de elefantes en cautiverio en Asia ha aumentado un 70 % en la última década y uno de sus principales motivos es la demanda de los turistas de “fotografiarse o bañarse” con ellos, explica la World Animal Protection.

Así lo muestra la tercera edición del informe ‘Los elefantes no son mercancías’ elaborado por esta organización internacional sin ánimo de lucro y que fue publicada esta semana con motivo del Día Mundial del Elefante.

Desde World Animal Protection han calificado esta tendencia como “alarmante” y han advertido de que esperan que esta situación se agrave “cuando los operadores de estos lugares traten de recuperar los ingresos perdidos por el impacto causado por la Covid-19”.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY