SHARE

La cuenca con mayores niveles es la del río Bogotá, especialmente la cuenta media, que comprende el tramo entre el municipio de Cota hasta el Salto del Tequendama. Por ejemplo, en el sector de Puente La Virgen en Cota, se registran niveles hasta de 4 metros de profundidad, lo cual es un nivel alto, así como el de Puente Cundinamarca en Funza, que alcanza 3,55 metros, un nivel que hace mucho tiempo no se registraba.

En estos momentos las compuertas de Alicachín en Soacha continúan abiertas, lo que ha permitido regular el caudal aguas abajo: la puerta número uno está abierto en 85 centímetros y el número 2 en 80 centímetros, para un caudal de 122 metros cúbicos que transitan a través del Salto del Tequendama. A la altura del municipio de El Colegio, se registra un caudal de 162 metros cúbicos por segundo, sin embargo, se destaca que hasta el momento las cuencas de gran importancia como el río Apulo, el río Calandaima y otros afluentes que llegan al río Bogotá no han presentado crecientes importantes, por lo cual estos caudales han sido manejables y no se han presentado situaciones de emergencia. En cuanto a la laguna de Fúquene, a pesar de que se han incrementado los niveles en los últimos días, todavía no se ha alcanzado un nivel crítico que amerite una alerta especial. En estos momentos se mantiene la apertura de las compuertas de Tolón que controlan los niveles del río Suárez.

De otra parte, es de resaltar que el comportamiento de las adecuaciones hidráulicas que ha adelantado la CAR en diferentes corrientes como el río Apulo, ha sido el esperado, pues gracias a estas no se han presentado emergencias; lo mismo sucede para el caso del río Bogotá donde la entidad ha adecuado 111 kilómetros ampliando su cauce y dándole mayor capacidad de transporte de agua.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY