SHARE

Hace unos días, gracias a investigaciones se descifro que la carne orgánica emite la misma cantidad de gases con efecto invernadero que en el proceso de producción de carne convencional.

En el transcurso de la historia la ciencia ha intentado descifrar de donde surgen la gran mayoría de fuentes de emisiones de efecto invernadero, y a su vez lo relacionaron con la producción de alimentos, gracias a esto llegaron a la conclusión de hay poca diferencia en las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción de carne convencional y la que se cultiva orgánicamente.

Los alimentos a menudo se compensaban con aumentos en la liberación de metano debido a tasas de crecimiento más lentas y la necesidad de criar más animales, ya que los animales alimentados orgánicamente tienden a producir menos carne.

“Calcularon que un impuesto de este tipo para la carne convencional aumentaría su precio en aproximadamente un 40%, mientras que la carne orgánica vería un aumento de precio de solo un 25%”

Tomado de: El Tiempo

Editado por: Nickole Gomez

LEAVE A REPLY