SHARE

En el municipio de Saravena (Arauca) gracias al trabajo en equipo y la solidaridad de los habitantes se logró crear una empresa comunitaria de acueducto que hoy, además, se encarga de reciclar plástico y así promover el cuidado del medioambiente.

En los años 60, a falta de atención estatal para cubrir los servicios básicos, los habitantes de Saravena (Arauca) se organizaron para crear la Empresa Comunitaria de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Saravena (Ecaaas), en el momento que los habitantes de este sector hablan de esta organización, lo hacen con orgullo y felicidad, se refieren a él como un tesoro, “La idea era garantizar el derecho al agua, al ambiente sano y a la vida para las personas del departamento. Hoy por hoy estamos dando un excelente servicio, tanto así que el agua que se produce es apta para el consumo humano”, afirma Eduardo Sogamoso, coordinador del área de Promoción y Desarrollo de Ecaaas.

Esta organización es completamente comunitaria en esta trabajan personas del mismo sector y beneficia a las personas también de este.

Tomado de: El Espectador  

Editado por: Nickole Gomez

LEAVE A REPLY