SHARE

En Bogotá, la Unidad Administrativa de Servicios Especiales (UAESP), crea una nueva estrategia llamada “Punto Limpio”, con la finalidad de atender una gran problemática que se vive en la ciudad, la mala disposición de los residuos de construcción y los arrojos clandestinos.

En diferentes obras se generan residuos de construcción y demolición (RCD), estos materiales se utilizan o se aprovechan para realizar materiales reciclados, exactamente en el sector de la construcción. La UAESP trabaja para mitigar la problemática, recogiendo residuos cerca de las 600 toneladas diarias, por medio de estrategias, que consisten en ubicar dichos residuos en distintos puntos críticos, “eco puntos”, son lugares en donde los ciudadanos pueden acercarse y dejar sus residuos de construcción y voluminosos sin ningún tipo de costo, puesto que anualmente a los ciudadanos le cuesta un total de $ 30.000 millones de sus impuestos por los residuos de construcción.

El proceso por el que pasan estos residuos, es convertirlos en gravilla y mezclarlos con área, con el fin de convertirlos nuevamente en concreto, utilizado para restaurar y compactar vías.  

 Los ciudadanos pueden comunicarse con las líneas de atención del operador de aseo del sector de residencia, para programar una cita de recolección de dichos residuos.

Información tomada de: Alcaldía de Bogotá

LEAVE A REPLY