En el marco de la declaratoria de emergencia, establecida en el decreto n° 66, a través del cual se decreta alerta naranja, debido al comienzo de la segunda temporada de lluvias en la sábana de Bogotá y la zona occidental de Cundinamarca, la administración de Bojacá realizó un recorrido en la vereda Barroblanco, con el apoyo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del municipio e integrantes del Comité Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres.

En el lugar, se evidencio la afectación de la carretera y algunos predios en el sector denominado la Y, allí se brindó el acompañamiento de la comunidad y se estableció un plan de emergencia, el cual tiene el objetivo de la canalización de las aguas lluvias y de ese modo evitar inundaciones y daños en los hogares del sector.

Información tomada de: Alcaldía de Bojacá

Artículo anteriorJornada de donación a los animales de Chía
Artículo siguienteSiembra de árboles en homenaje a víctimas de Covid-19 en Zipaquirá