En el municipio de Granada, atentaron con la vida de un animal silvestre. se trata de un mono ardilla que estaba encerrado en un hogar, en donde la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), rechazó de manera contundente el suceso de maltrato animal.

El animal de la especie Saimiri sciureus, estaba en cautiverio en un hogar, en donde la entidad se dirigió inmediatamente, después de ser alertada por la comunidad.

La CAR la Policía Nacional y la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (UMATA) de Granada, intentaron llevar a cabo el respectivo procedimiento para el rescate del animal, con la finalidad de que recibiera rehabilitación biológica y manejo médico veterinario y de ese modo llevarlo a un hábitat adecuado, pero pese a los intentos para que el dueño del hogar lo entregara, este prefirió estrangularlo.

Luis Fernando Sanabria, director de la CAR, expresó que, “desde la Corporación y como autoridad ambiental rechazamos contundentemente este atentado contra nuestra fauna silvestre. Desde ya adelantamos todo lo pertinente para hacer cumplir la ley 1774 de 2016, según la cual cualquier persona que haga daño a un animal o atente contra su integridad física incurrirá en pena prisión de 12 a 36 años de prisión. Esperamos que caiga todo este peso sobre esta persona”.

El agresor se puso a disposición de la Fiscalía, quienes adelante el proceso adecuado de legalización de captura, debido a que atentó con la vida de la fauna silvestre.

Información tomada de: CAR Cundinamarca

Artículo anteriorMosquera te explica cómo reciclar en 3 pasos
Artículo siguienteCon éxito culmino la ‘Carrera Árboles para mi País’ en Tocancipá