El día de ayer miércoles 23 de diciembre la corporación autónoma regional de Cundinamarca en compañía de la policía de Carabineros detuvo un camión que transportaba 7.65 metros cúbicos de madera ilegal de la especie ciprés en el kilómetro 8 de la vía que conduce de Bogotá al municipio de La Calera.

El momento en que las autoridades les pidieron papeles de transporte a los responsables, contaban con permiso para la tala de seis árboles, pero no para movilizar, aprovechar y comercializar la madera que además representaba un riesgo de volcamiento, una de las personas fue capturadas y acusada de “ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables”.

Tomado de: CAR

Editado por: Nickole Gomez

Artículo anteriorCancelan pico y cedula para los recorridos ambientales de Bogotá
Artículo siguienteColombia gano un galardón por excelencia ambiental