La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca presentó su campaña titulada “En armonía con la naturaleza, por un territorio CAR vivo” con la cual busca hacer un llamado para evitar y denunciar el uso de especies silvestres en las celebraciones litúrgicas, especialmente la palma de cera, y la extracción de la fauna de su hábitat. 

Por su parte, el director de la entidad, Luis Fernando Sanabria hizo un llamado a la ciudadanía a que sean conscientes del daño que causa a los ecosistemas cuando se sacan estas especies de su hábitat natural.

El funcionario también mencionó que especies como loros, pericos, tortugas morrocoy y palmas de cera o vino, son las más vulnerables y amenazadas, recordando que traficar con estas especies es delito y puede ser penalizado.

La entidad reportó que durante la Semana Santa de 2021 fueron incautados 177 ejemplares de fauna silvestre, de los cuales 111 corresponden a aves, 42 a mamíferos y 24 a reptiles. 

En Semana santa se reforzará los operativos en conjunto con la Policía en todas las carreteras del territorio, para evitar que la fauna tenga que vivir en cautiverio y si hay familias que han sacado animales de los ecosistemas naturales se puedan retornar a la libertad”, manifestó Sanabria Martínez. 

Información de: CAR.

Artículo anteriorMadrid logra reducción de tarifas en tractores para uso agrícola
Artículo siguienteVacunación antirrábica gratuita en Facatativá