La siembra de 150 árboles, jornadas de limpieza y recolección de residuos en Villapinzón, representa el compromiso de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y la laborar realizada con el sector de curtiembres, con el propósito de recuperar el sector de reserva donde nace el Río Bogotá, el cual es un ecosistema estratégico para la región.

Hernán Garzón, director de la Región al Almeidas y Guatavita de la CAR, afirmó que, “Se estará llevando a cabo una actividad de siembra de aproximadamente 150 árboles de las especies arrayán negro, mano de oso, mortiño, hayuelo, cucharo; estas especies se van a sembrar en la parte alta de la cuenta del nacimiento de la quebrada La Quincha, uno de los principales afluentes del Río Bogotá”.

La actividad busca recuperar el espacio que había sido utilizado por unos curtidores ilegales, arrojando desechos y que, gracias al trabajo pedagógico con el sector de las curtiembres, ahora tendrá una nueva oportunidad.

El funcionario de la CAR añadió; “Esta iniciativa le aportará al terreno donde dejaron estos terrenos y a los adyacentes, porque se van a sembrar especies nativas, pero además lo que estábamos buscando con esto es que los curtidores de Villapinzón se unan en torno a las autoridades para combatir la ilegalidad”.

El propósito de la iniciativa es la protección de las zonas rurales de los municipios de Villapinzón y Chocontá, los cuales han sido afectados por residuos, debido a las actividades industriales, pero estas han disminuido gracias al trabajo de la Corporación, empresas y autoridades locales.

La entidad brinda un llamado de atención a los curtidores, con el fin de que realicen sus actividades dentro de la legalidad y de ese modo puedan denunciar aquellas empresas que incumplen con la norma ambiental, colocando en riesgo los ecosistemas de la región.

Información tomada de: La CAR

Artículo anteriorConvocatoria para realizar el diagnóstico de flora y fauna en Sibaté
Artículo siguienteConoce cómo generar abonos orgánicos para la recuperación ambiental