La Empresa de Servicios Públicos de Chía (Emserchia), cumpliendo con la creación de estrategias, compromisos y responsabilidades ambientales, realizó el lanzamiento del proyecto SACA, el cual consiste en la reducción del impacto ambiental que genera la indebida recolección de aceite de cocina usado.

El proyecto en convenio con el gestor GreenFuel, sean dispuesto 24 puntos limpios de recolección, ubicados en zonas urbanas y rurales de Chía, los cuales las personas podrán llevar el aceito de cocina usado.

De igual forma, los conjuntos residenciales tendrán un contenedor especial, los cuales se irán entregando mediante verificación de la unidad técnica de almacenamiento central (UTAC), o también conocido como los cuartos de basura de unidad.

¿Cómo disponer el aceite usado en casa?

Como primer paso, dejar enfriar el aceite, luego retirar los sólidos gruesos que contenga, para después depositarlo en una botella plástica herméticamente sellada.

El impacto de disponer el aceite de cocina usado adecuadamente, será de gran beneficio para la comunidad, debido a que evitará la obstrucción de las tuberías y el aumento en la operación de la PTAR, además reducirá en un 83% las emisiones de gases de efecto invernadero.

De ésa forma, la alcaldía invita a la comunidad hacer uso de este servicio, que está enfocado para la gestión de residuos de origen doméstico y residencia, totalmente gratuito.

Información tomada de: Extrategia Medios

Artículo anteriorSiembra de árboles en homenaje a víctimas de Covid-19 en Zipaquirá
Artículo siguienteJornadas de vacunación antirrábica en Facatativá