En una jornada destacada para los humedales, se llevó a cabo la plantación de 426 árboles en el humedal Capellanía, ubicado en la localidad de Fontibón. Gracias a este trabajo conjunto entre la comunidad, la Secretaría de Ambiente y Aguas de Bogotá, estos individuos vegetales, que estaban en viveros de la autoridad ambiental, tendrán ahora un hogar para seguir su proceso de crecimiento y reverdecer a Bogotá.

Este año se han plantado más de 41.000 árboles en la ciudad, más de 600 en humedales. En esta ocasión, con los debidos criterios de restauración ecológica, especies como chilco, arboloco, amargoso, arrayán, espino garbanzo, ciro, mano de oso y cerezo llegaron a reverdecer este pulmón el occidente de la Bogotá.

El humedal Capellanía es parte del complejo de humedales urbanos reconocidos internacionalmente por la convención Ramsar. Tiene 27 hectáreas y en su área se han registrado más de 70 especies de fauna vertebrada. Entre estas se destacan aves como el cardenal, cotorrita de anteojos, sirirí pequirrojo y garrapatero mayor; individuos migratorios como la piranga escarlata y el busardo aliancho; y la serpiente sabanera. También predominan especies de flora como el duraznillo, ciro, chilco, arboloco y cedro; y plantas acuáticas como el junco, enea, sombrilla y lentejita.

Los humedales son ecosistemas que ayudan a prevenir inundaciones y a limpiar el agua de contaminantes, regulan el clima, permiten respirar un aire más puro y son el hogar de cientos de especies de fauna y flora.

Tomado de: Sala de prensa Alcaldía de Bogotá

Artículo anteriorAvanza en la recuperación del parque Entrenubes
Artículo siguienteSecretaría de Ambiente reconoció a las entidades que se destacaron por su Plan de Gestión Ambiental